#TodosSomosTodos: Bego, la comunicación como camino al empoderamiento y la inclusión

Administrador Plena Inclusión Histórico de Noticias, Sala de Prensa, Todos Somos Todos

29-06-17-bego

La historia de Bego es una historia de superación. De superación personal con gran protagonismo por su parte, porque no sólo ha logrado comunicarse utilizando nuevas tecnologías, sino que ha ganado en seguridad en sí misma y es capaz de expresar en público su realidad, sus experiencias vitales y, en definitiva, de canalizar todas sus ganas de disfrutar la vida.

Hasta sus 52 años, Bego había sido capaz de hacerse entender en su entorno más íntimo, de forma más que satisfactoria, mediante gestos, vocalizaciones de muy pocas palabras sin pronunciación –prácticamente fonemas–, señalando objetos y con algunos signos propios. Pero cuando tuvo que entrar en una vivienda compartida con otras personas con discapacidad intelectual, con apoyo de otras personas para las tareas diarias, la cosa se complicó un poco.

En el año 2012, comenzó el Proyecto de Comunicación Eficaz de Gorabide. Bego no sabía lo que eran los sistemas alternativos de comunicación, nunca nadie le había propuesto utilizar pictogramas, nunca había tenido un teléfono y nunca había tocado la pantalla táctil de una tablet. Pero entró a formar parte de esa iniciativa, que le proporciono una batería de pictogramas dispuestos en una tablet. Poco a poco, con mucho trabajo y empeño, empezó a entusiasmarse con el uso del dispositivo y a disfrutar de las nuevas posibilidades de participación que se le presentaban.

Aunque con su familia y su círculo más cercano sigue utilizando sus “formas comunicativas”, la tablet le permitió acudir en 2013 a un club de tiempo libre de su entidad, donde puede proponer, cuestionar y decidir las actividades que va a realizar. Las habilidades digitales que va adquiriendo también hacen que, desde 2014, sea gestora en el pilotaje de la aplicación Mefacilyta de Fundación Vodafone, a través de Plena Inclusión. Esta experiencia le permitió además volar en avión por primera vez, para ir a Madrid a participar en el arranque del proyecto. Viaje que sigue repitiendo cada varios meses, para compartir sus experiencias con el resto de participantes de la comunidad “Conectados por la accesibilidad”.

Gracias al empoderamiento que ha ido adquiriendo, Bego ha ido sintiéndose más segura de sí misma y se ha lanzado a contar en público en qué consiste el uso de los sistemas alternativos de comunicación y tabletas por parte de personas con discapacidad intelectual. Tanto en institutos de integración social y en grados de Educación Social, como en FEVAS Plena Inclusión Euskadi o en el Congreso Europeo de Autogestores “Hear Our Voices”, organizado por EPSA, Inclusion Europe y Plena Inclusión. E incluso ha entrado a formar parte del Programa Goratu de Gorabide, en el que personas con discapacidad intelectual cuentan su realidad en primera persona a diferentes grupos de interés (centros educativos y formativos, universidades, empresas, otras entidades, etc.)

Lo que a priori empezó como una posibilidad, un nuevo enfoque de relación, se ha convertido en un vehículo para superar las barreras de acceso y oportunidad que tenía Bego, que le ayuda a transmitir quién es, qué quiere conseguir y a poder disfrutar de una vida mucho más plena.