Plena inclusión participa en el envío de ayuda humanitaria al pueblo saharaui por parte del movimiento asociativo español de la discapacidad

Administrador Plena Inclusión Histórico de Noticias, Sala de Prensa, Sin categoría

sahara_1

Un total de 5,5 toneladas de ayuda humanitaria salen hoy del puerto de Alicante con destino a los campamentos de refugiados de Tinduf, en donde 11.000 saharauis viven en condiciones de extrema dificultad. El Tercer Sector de Acción Social español ha querido solidarizarse con ellos impulsando la campaña ‘Para que nadie se quede atrás’.

En el mes de febrero de 2020, la máxima responsable saharaui de políticas de apoyo a la discapacidad, Suilma Hay Emhamed Salem, visitaba la sede de Plena inclusión España. Como resultado de esa visita, esta Confederación –que agrupa a 925 asociaciones en toda España que luchan por los derechos de las personas con discapacidad intelectual, TEA o parálisis cerebral–, se comprometió a apoyar un proyecto solidario promovido por Fundación ONCE en los campos de refugiados de Tinduf (Argelia), en los que sobreviven desde hace 45 años miles de familias saharauis. Entre los objetivos de esta iniciativa solidaria destacaban la formación, el asesoramiento y la provisión de medios materiales que puedan necesitar las personas que viven en el exilio argelino.

Ahora, en un tiempo record de tres semanas, el movimiento español de la discapacidad ha logrado obtener un total de 5,5 toneladas de ayuda humanitaria, que se entregará a la Media Luna Roja para su reparto, en coordinación con las autoridades saharauis, entre la población saharaui con discapacidad y sus familias. Una población especialmente vulnerable, que sufre las carencias propias de un campo de refugiados, a la ausencia de recursos básicos de apoyo que les permitan llevar una vida más digna. El Covid-19 y la escalada del endémico conflicto en torno al Sáhara Occidental no ha hecho sino agravar aún más esta situación.

Por ello, llegarán a los campamentos saharauis de Tinduf en torno a 60 sillas de ruedas manuales, 7 sillas eléctricas, 170 muletas, 100 andadores, 3 palés con material de incontinencia, 4 palés con diferente material ortésico y protésico, 3 palés con sábanas, mantas, toallas y productos de higiene, además de diferente material informático (ordenadores portátiles y de mesa) y hospitalario (máquinas de aire acondicionado, camillas, camas articuladas, grúas y electrocardiogramas).

Como ya destacara durante la citada visita el director de Plena inclusión España, Enrique Galván, “nuestra organización entiende como un compromiso ético ineludible compartir el conocimiento y los medios con los que contamos en España con otras personas que los necesiten. La discapacidad es una realidad que se presenta con mayor frecuencia y de forma más grave y urgente en los países más castigados por la pobreza y por ello es de vital importancia la cooperación en dicho terreno”

Esta colaboración no es un hecho aislado. Actualmente entidades de Plena inclusión desarrollan actividades de cooperación al desarrollo en más de 25 países. De hecho, contamos con una ‘Guía de buenas prácticas en proyectos de cooperación internacional y discapacidad’ que recoge los aspectos más significativos para planificar e implantar proyectos de apoyo y empoderamiento de sociedades como la saharaui y así extender la inclusión y favorecer vidas dignas para todas las personas.

Junto a Plena inclusión España, participan en esta campaña Aspace, Aspaym, Autismo España, CNSE, Concemfe, Fiapas y la Fundación del Lesionado Medular, con el apoyo logístico de Fundación ONCE.